blog-emspublicaciones

Reanimación cardiopulmonar en tiempos de la COVID-19

El personal de salud que realiza procedimientos clínicos en pacientes con sospecha o demostración de COVID-19 debe tomar medidas de protección, especialmente en intervenciones que generan aerosoles (nebulizaciones, presión positiva continua [CPAP], etc.) de las microgotas portadoras del virus.

La reanimación cardiopulmonar es otro procedimiento que genera aerosoles y, por ende, representa un alto riesgo de exposición a COVID-19 para los profesionales de la salud. En apego al protocolo de Pit Crew Reanimation, tome las siguientes precauciones al reanimar a un paciente con sospecha o confirmado con COVID-19, para mitigar el riesgo al personal de salud:

  1. Alerte al equipo de reanimadores de la condición infecciosa del paciente
  2. Limite el número de reanimadores al mínimo necesario
  3. No permita presencia de familiares o amigos en el área de reanimación
  • Todos los reanimadores deben colocarse el equipo de protección personal (EPP) adecuado y de talla apropiada que consiste en googles/gafas de protección, dobles guantes, bata impermeable y mascarilla de filtración N95 o FFP3 o sistema respirador para purificación del aire (PAPR)
  • Reanime en un área, o sala aislada, con gradiente de presión negativa. Evite reanimar dentro de la ambulancia
  • No realice ventilación boca-a-boca o boca-a-mascarilla
  • Agregue un filtro de alta eficiencia para partículas de aire (HEPA) a la bolsa válvula mascarilla, dispositivos de la vía aérea (tubo endotraqueal y dispositivos supraglóticos) y ventiladores
  • No utilice oxigenación/ventilación pasiva con puntas nasales a flujos altos
  • La intubación endotraqueal la debe realizar el reanimador con mayor destreza/habilidad y con videolaringoscopio y/o barrera transparente
  • Realice compresiones torácicas continuas
  • Administre terapia eléctrica con desfibrilador externo automático (DEA) o monitor cardiaco, de preferencia con parches para incrementar la distancia entre el paciente y el reanimador
  • Utilice dispositivo de RCP mecánico de manera temprana
  • Después de la reanimación y la descontaminación del equipo, preste atención especial al retiro correcto del EPP, ya que es sumamente importante para evitar contaminarse. Lávese las manos durante al menos 20 segundos.

 

Recuerde que en el despeño de su labor lo primero que el personal de salud debe hacer es no dañar (primum non nocere) ni al paciente, ni a los demás, ni a sí mismo. No realice reanimación cardiopulmonar sin la protección adecuada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.