Uncategorized

¿Cómo mejoro mi inteligencia emocional?

1. Amplía tu vocabulario

La mayoría de la personas no puede expresar lo que siente o confunde sus sentimientos, sencillamente porque no tiene las palabras necesarias para expresarlo. Las personas con un coeficiente intelectual alto, igual que las personas con una inteligencia emocional fuerte, posen un vocabulario extenso que les facilita comunicar lo que sienten y perciben de otras personas.

Entre más especificas sean las palabras que seleccionas para expresar tus ideas o pensamientos, más fácil y eficaz será tu relación con los demás.

2. Sé curioso acerca de las personas

No importa si eres introvertido o extrovertido, tienes que interesarte por aprender más de las personas que están cerca de ti. No te confundas, el interés por alguien no quiere decir que tienes que entrometerte en su vida, solamente entender sus razones y motivaciones para hacer algo específico.

No juzgues, entiende, y verás tus niveles de empatía elevarse favorablemente.

3. Celebra el cambio

La flexibilidad y capacidad de adaptación es otra característica de las personas inteligentes emocionalmente. El cambio es la única constante en la vida, además de ser un excelente motor de progreso.

Acostúmbrate a cambiar constantemente de rutina, trabajo e intereses. Identifica las oportunidades en las cosas nuevas y nunca olvides que todo, bueno o malo es temporal.

4. Domina tus fortalezas y debilidades

Además de entender tus emociones, es indispensable conocer tus fortalezas y debilidades. Esto te ayudará a entender por qué algunas emociones se despiertan más fácil en ti y cómo puedes manejarlas mejor. Cuando conoces tus fortalezas y debilidades, puedes enfocarte bien en lo que haces, sin que tus flaquezas te detengan.

5. No te ofendas fácilmente

Si sabes bien quién eres, de qué estás hecho y qué es importante para ti, es muy difícil que algo o alguien te ofenda.

Tener confianza en ti, así como una mente abierta, son las mejores herramientas para desarrollar un carácter fuerte, y ser difícil de ofender.

Si eres capaz de reírte de ti mismo, es imposible que alguien más te haga daño con algún comentario.

SIGUENOS…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.